miércoles, 29 de septiembre de 2004

Cebrián contra los digitales

Esta es una historia un poco enrevesada y compleja, y tal vez demasiado profesional, demasiado especializada, pero creo que es interesante. El consejero delegado de Prisa y legendario pope del periodismo español de la transición Juan Luis Cebrián realizó hace unos días un ataque en toda regla contra los medios mal llamados digitales. (Ataque prontamente contestado por esos medios, etcétera.) El ataque se produce dentro de una estrategia más amplia destinada a influir en la elección del próximo director del diario de referencia, etc. El País. El ataque se produce tras la firma de un convenio entre la asociación de editores de diarios (que el preside ahora) y la Administración para que también los digitales reciban su parte de la publicidad institucional. El ataque también se produce tras la fuerte tormenta causada por una publicidad más o menos lamentable según la sensibilidad de cada uno de elpais.es (con imágenes de Nueva York antes y después del 11-S y el texto: "en un día pasan muchas cosas" promocionaban la suscripción del diario). Ataque y tormenta han subrayado algo: no es el mismo medio con distintos medios (papel, internet), sino que no tienen nada que ver. La Defensora del Lector de El País lo dejó claro el domingo 19 en su columna. Por cierto, a ese ataque se ha unido Pedro J. Ramírez director de El Mundo (obsérvese que no es calificado de ninguna manera). Aunque en su diario, un columnista (a veces quinto, salvo cuando escribe de baloncesto) llamado Víctor de la Serna defiende sin embargo la existencia de los medios digitales que "han permitido descubrir la falacia de los papeles contra Bush hechos públicos por la cadena CBS" no es cita literal, pero vale. Es decir, la credibilidad de los medios digitales es inversamente proporcional a su capacidad intoxicadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario