martes, 14 de diciembre de 2004

Chile

Qué suerte tienen los chilenos, que pueden juzgar a Pinochet y al diario ABC le parece bien. En el cono sur es hacer justicia lo que aquí llaman “remover el pasado”. Pero lo mejor son los argumentos de los abogados defensores del general, tan legítimos como obscenos: “El arresto domiciliario impuesto a Pinochet es un atropello a los derechos humanos”. Atropello. Derechos humanos. Pinochet. (El orden de los factores influye en las ecuaciones, hasta en aquellas en las que el resultado esperado es cero. Patatero, por supuesto.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario