viernes, 28 de mayo de 2004

Más de la boda

La boda ha sido alucinante y aún estoy recopilando información y comentarios. Aunque ya hay algunas cosas llamativas, como la mezquindad del PP para con la directora general de RTVE, los pinchos y la escasez de lavabos, la Academia de Bellas Artes, el viaje por España y las críticas en general. Me quedo hoy con la nueva expresión: hacer un hannover, o sea, escaquearse de la ceremonia religiosa de una boda. (Y además, en inglés, es hand over)

viernes, 21 de mayo de 2004

Los gastos de una boda real

Todos los indicios apuntan a que la boda costará cerca de los 21 millones y medio de euros. Pero, con ser escandaloso, no es más que un síntoma: en estos días un equipo de fútbol acaba de gastarse en un jugador más de 22 millones de euros. Será demagogia, pero vivimos en una sociedad disparatada capaz de dilapidar sus recursos sin pensar realmente en qué se está gastando. Y eso sin necesidad de contraponer estos gastos con las necesidades de la mayor parte de la humanidad.

jueves, 20 de mayo de 2004

Parques temáticos ruinosos

El previsible fracaso económico del parque temático Terra Mítica en Benidorm no es más que una prueba de que hacer política con el ocio de los consumidores -en lugar de con los servicios públicos y hago mío el «menos bodas reales y más obras sociales»- es bastante absurdo. (También es síntoma de que los emblemas mediático-electoralistas de los últimos años del Partido Popular se derrumban de una forma espectacular, pero esa es otra historia.) Los parques temáticos, la diversión en grandes complejos de atracciones de feria agrupadas con motivos cinematográficos, no han terminado de cuajar en España. Si ni siquiera Eurodisney va bien, que la Warner madrileña o Port Aventura tuvieran sus finanzas bien saneadas era un sueño. Asi que era cuestión de tiempo que empezaran a echar humo. No sé cómo andarán por otros pagos europeos, pero me da que sólo los parques de Lego, tan pequeños y monótonos como una galleta de mantequilla danesa y deliciosos en
cualquier caso, andan bien de finanzas y que los megacomplejos del tío Walter, la tía Universal y mi primo Anheim-Busch sólo se aprecian en Estados Unidos y Japón. Es la excepción cultural que tanto irrita a los Aznar y Zaplana.

martes, 18 de mayo de 2004

Raseros diferentes

La lista de desencuentros entre The New York Times y el Gobierno brasileño de Lula es larga, aunque ahora se hagan los inocentes. Porque la desconfianza de Estados Unidos con Lula viene de antiguo y se ha reflejado siempre en el gran diario (quizá el mejor del mundo). Así que no es de extrañar que Lula pusiese de patitas en la calle al corresponsal del diario por un artículo en el que se comentaba que la afición a la cachaça de Lula preocupaba en Brasil. Pero no está bien ‘matar al mensajero’ y al final, se aceptan las disculpas del periodista, se suspende la expulsión y el incidente engrosa la lista de los muchos despropósitos que a veces se cometen desde el poder. Pero. Mientras ‘lo’ de Lula es un síntoma de su ‘talante totalitario de izquierdas’ (aunque, francamente, sea legítimo enfadarse porque a uno lo llamen borracho, aunque lo haga un periodista experimentado y prestigioso), en otros pagos estas actitudes con la prensa merecen otros calificativos. Y así, en un encuentro con autoridades y periodistas, la pareja de Felipe de Borbón, Letizia Ortiz, decide ‘amonestar’ a un periodista por su postura crítica con ella y quejarse por el tamaño de unos tacones. Pero aqui no hay ‘talante autoritario’ sino una ‘simpática anécdota que muestra lo pendiente que está de su imagen’. Viva la diferencia.

miércoles, 12 de mayo de 2004

Me llaman la atención

Dos cosas me están llamando la atención. Primero, que el alcalde de Madrid, un político que se confiesa un melómano, que intentó convertir El Escorial en el Salzburgo de España, encargue una pieza musical de regalo a Nacho Cano. Es de risa. Y escuchada la pieza (que algunos bobos llaman sinfonía), la risa es de incredulidad por lo mala que es. Y segundo, la ostentación de la boda principesca. Demasiado dinero, demasiadas cifras, demasiado todo, incluyendo actos religiosos y actos previos. Además, ya he leido por ahí que están pagando a los camareros del banquete seis euros por hora. Seis euros. Estarán recortando de donde se puede. ¿Cuál será la procedencia de este personal?

viernes, 7 de mayo de 2004

Una bitácora recomendable

Hoy sólo tengo una pequeña recomendación. La bitácora de Noam Chomsky, un pensador extraordinario por muchos conceptos y que siempre está denunciando la actuación del gobierno de Estados Unidos y sus élites de poder. Se llama Turning the Tide y siempre tiene algo interesante. En inglés, claro.

jueves, 6 de mayo de 2004

Mentiras y política

¿Pueden contestar las preguntas de hoy las respuestas del pasado? El acoso, la mentira organizada y consciente, la maldad de la derecha española sólo se explican o encuentran su precedente en la historia. Vale la pena bucear en los acontecimientos de los primeros años 30 en Francia e Italia para ver las mismas tácticas y descalificaciones, las mismas mentiras. Y casi los mismos periódicos con opinadores profesionales mendaces hasta decir basta. Entonces el fascismo llevó a Europa a una guerra en casa y hoy sólo se la lleva lejos. Tenía dudas acerca de la utilidad de estos cuadernos, de la propia existencia de una reflexión que pueda ser de interés. Cuando de lo que se trataba era de desahogarse. O de aumentar el número de los que no están callados ante lo que empieza a ser peligroso en muchos sentidos. Por cierto, me gustan los artículos que se encuentran en www.rebelion.org

martes, 4 de mayo de 2004

Juego de opiniones

Hoy he sabido de la incorporación a este extraño mundo de la impudicia electrónica de un buen amigo. Tal vez sea capaz de explicarme si la constancia para escribir en estos sitios es pareja a la de tener pensamientos reflexivos de entidad o éstos se presuponen, y sólo entonces su expresión por escrito o bitacoreado les da carta de naturaleza y capacidad para generar un debate, aunque sea con uno mismo.
¿Tiene la realidad tanto interés como para generar un pensamiento aparte, una mirada desde la esquina? ¿O no será más que la expresión desesperada de los incorregibles, de los dinosaurios individualistas que aceptamos las reglas del juego pero estamos incómodos en esta piel?