lunes, 28 de febrero de 2005

El cálculo

Escribe Victor M. Amela en La Vanguardia que cada hogar español toca a 700 euros para asumir la deuda de RTVE. Este año, claro, porque de seguir así las cosas, va a aumentar. Francamente, no llega a dos euros al día. Como si de la publicidad de una oenegé se tratara: por menos de dos euros al día puede acabar con la deuda de la televisión y empezar de cero, mediante varios mecanismos de sentido común aunque sean dolorosos y poco revolucionarios. Y después el canon, baratito, para que no me vuelvan a pedir ni un euro más para enjugar sus deudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario