jueves, 19 de mayo de 2005

Una perlita de Ferlosio

Aunque él lo llamaría pecio, en este caso le doy otro sustantivo igualmente de regusto marino como perla. No he podido comentar el extraordinario discurso que dio en Alcalá al recibir el Cervantes, pero lo intentaré en algún momento. Mientras, esta frase de su último artículo, publicado en abc el 15 y 16 de mayo, brilla sola. Nunca dejará de asombrarme su capacidad infinita para convertir nuestras cabezas en campanas donde golpea con su pensamiento.
A la frase de aquel personaje de Dostoyesqui: «Si Dios no existe, todo está permitido» yo siempre he replicado: «Es cuando hay Dios cuando todo está permitido»

No hay comentarios:

Publicar un comentario