jueves, 27 de octubre de 2005

De timos y e-basura

He recibido el correo de la fortuna nigeriana, de sobra conocido, pero ahora en su variante periodístico-iraquí. El tesoro de Sadam mola más que el de la señora de Obasanjo. La recopilacion de estos correos es más que una afición, cómo van por rachas, cómo se extienden... Una especialidad científica, vaya.
El lunes, en la última mesa redonda de WebDosBeta, (habrá próximo post de esto) decía Juan Luis Hortelano de Feedburner que el correo electrónico había muerto. No sé. La imaginación de los espamers siempre irá por delante de nosotros.
El texto completo del mail está en Guerra Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario