lunes, 30 de mayo de 2005

De mayor quiero ser francés

La victoria del no en Francia supone un jarro de agua fría para aquellos que, como yo, queremos que le den a París los Juegos Olímpicos del 2012. Esta mañana, un pequeño incendio en el Hotel Palace me ha hecho feliz. ¡Un incidente más que sumar a otros, el coi nos escuche y nos libre de los Juegos!
Pero después, alguien ha llamado mi atención con una reflexión inteligente: ¿cómo va el coi a confiar en París, si no quiere nada con Europa? Aggg! Es cierto, los franceses -pueblo listo- se han salido con la suya doblemente: se han librado de Chirac, de la constitución y de los Juegos de una tacada.
Yo, de mayor, quiero ser francés y lo siento por los espíritus de Somosierra, Bailén y Zaragoza.

viernes, 27 de mayo de 2005

Me gustan las casualidades

Hace unos días, mientras se hacía público El Embarazo, en mi calidad de receptor de correos de gabinetes, empresas y organismos dedicados en exclusiva a informar de sus actividades, recibí un informe completísimo de ventas, exportaciones y otros de ropa infantil.
¿Qué fue antes? Dado que una de las actividades profesionales –no lo puedo llamar trabajo– del Jefe del Estado et al es la promoción exterior de nuestros productos, supongo que el anuncio de El Embarazo, el informe de los negocios de ropa y la permanente advertencia contra los peligros de los textiles chinos, van en el mismo paquete temporal.
Cada día soy más paranoico

martes, 24 de mayo de 2005

Sin cinturón

Lo siento un poco por la familia, me duelen los niños, pero no me merecen casi compasión ni entiendo el obituario en la prensa y ese aire como de salvar los muebles, de evitar mencionar la clave, el momento que resume una vida y una actitud. No llevaban cinturón.
Ninguno de los chiquillos en el todoterreno lo llevaba. Y es fácil imaginar el diálogo, tan de anuncio de la dgt: "Jo mamá, es que me agobia, ahora me lo pongo." Y él, con un ojo en el Tag Heuer y la mente en otra parte: "Déjalos mujer, si llegamos en un momento..."
Ha sido tal cual el anuncio del niño que salía disparado en la ¿penúltima? campaña de tráfico. Parece que la gestión de una empresa de telas y estampados no incluye prestar atención a los anuncios.
Y eso que dicen la verdad: Donde te lleva un Montero no llega nadie...

jueves, 19 de mayo de 2005

Una perlita de Ferlosio

Aunque él lo llamaría pecio, en este caso le doy otro sustantivo igualmente de regusto marino como perla. No he podido comentar el extraordinario discurso que dio en Alcalá al recibir el Cervantes, pero lo intentaré en algún momento. Mientras, esta frase de su último artículo, publicado en abc el 15 y 16 de mayo, brilla sola. Nunca dejará de asombrarme su capacidad infinita para convertir nuestras cabezas en campanas donde golpea con su pensamiento.
A la frase de aquel personaje de Dostoyesqui: «Si Dios no existe, todo está permitido» yo siempre he replicado: «Es cuando hay Dios cuando todo está permitido»

miércoles, 11 de mayo de 2005

Un haiku

El otro día, en el lecho, se me ocurrió un haiku. Y ¿qué? diréis. Pues que se me está pegando la poesía o el estro vuestro, que decía Muñoz Seca. De Japón, henos de haiku:
Convérsame. Hazme tu palabra.
El mérito, pues, no es tanto mío como de la ósmosis que se produce entre dos lechohabientes.

martes, 10 de mayo de 2005

España, mañana...

Ya sé que soy un paranoico, pero mientras el presidente electo rendía homenaje a las víctimas del campo de Mauthausen bajo la bandera republicana, los subjefes del Estado se apresuraban a confeccionar las primeras páginas de los periódicos de ayer. No vaya a ser que la bandera tricolor, los campos de concentración y un presidente elegido ocupen demasiado espacio en las primeras. Y además en color. No, es mejor la joven pareja en automóvil.
¿Es tan importante? La continuidad es la clave de las monarquías. Bien. Pero en esta española, con tres hijos y siete nietos, esa continuidad me parece más que asegurada. Eso sí, el modelo nacionalcatólico de los padres se perpetúa: no hace ni un año que se han casado y ya esperan descendencia, por “medios naturales”, como dice la impagable nota de la Agencia Efe.
Es el síndrome de “y-vosotros-¿cuándo?” que todas las parejas padecen elevado al cubo, con un montón de medios de comunicación empeñados cada vez más en ocuparse de tonterías, no vaya a ser que la gente se cuestione nada si informamos de verdad. Por ejemplo, ¿cuánto nos va a costar? Durante algún tiempo me camelaron las orejas con que es más caro elegir cada cierto tiempo. Pero empiezan a no salirme las cuentas.

miércoles, 4 de mayo de 2005

La luz en una vidriera

A veces los periódicos, esas vidrieras de la realidad, dejan escapar un rayito de luz sin filtrar, como si uno de sus vidrios emplomados fuese trasparente. Así era esta frase, publicada en La Vanguardia por Xavier Bru de Sala:
Las religiones son sistemas de compensación de las injusticias del mundo, pero pensadas para consolar a los que las perpetran, no para compensar a quienes las sufren.

El artículo se titulaba Relativismo moral (€) y apareció el 23 de abril de 2005.