lunes, 9 de octubre de 2006

Hay que ser probo

El sábado, El pais explicaba las andanzas de un buque especialmente tóxico llamado Probo Koala. Como probo se aplica, según el María Moliner "a la persona que cumple con sus deberes profesionales; que no comete en ellos fraudes ni inmoralidades", la noticia tiene su gracia.
Y es que en las últimas semanas la probidad y las personas probas han estado de alguna manera en mi pensamiento y en mi vida.
He vuelto. Y con ganas.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario