martes, 27 de junio de 2006

Repetir Lenin, de Slavoj Zizek

A veces los suplementos culturales deparan sorpresas y descubren autores que una vez leídos te dejan con una pregunta colgando de la mente: ¿por qué no lo he leído antes? Slavoj Zizek es uno de esos autores y su libro Repetir Lenin, una de mis mejores adquisiciones de la pasada feria del libro.
No es un libro sencillo y exige cierto conocimiento del pensamiento de Lenin y también de sus exégetas pero tal y como lo plantea Zizek, y con la ayuda de su propia mano no es difícil entrar en su provocación y disfrutar de la muy poco correcta idea de que las ideas de Lenin antes que ser una rémora y un peligro para la libertad son un baluarte para combatir los excesos del capitalismo.
O al menos para comprenderlos. Zizek, como Eagleton (del que hablaré próximamente), Hobsbawm y por supuesto Ferlosio, es uno de esos pensadores inclasificables, que partiendo de una idea, de una frase o una línea argumental breve desarrollan una lectura del mundo o de una parte significativa a la luz de una izquierda tan radical como única, combativa e implacable, muy solitaria también.
A lo largo del libro, Zizek desarrolla una lectura del capitalismo como problema y de algunos de sus aspectos como las naciones, el consumo, el poder y la autoridad. Es original y provocativo, con análisis lúcidos que pueden sugerir o a mi me han sugerido otros discursos o explicaciones sobre fenómenos como la burbuja inmobiliaria que estamos viviendo en España y el papel de internet.
Sobre la Red, por ejemplo, es capaz de sugerir una relectura de Lenin -que originalmente se refería los bancos centrales-, y parafrasear:
"Sin la World Wide Web el socialismo sería imposible [...]. Nuestra tarea a este respecto consiste en podar lo que mutila en términos capitalistas este excelente aparato, para hacerlo aún más grande, aún más democrático, aún más completo"

Zizek, eslovaco y buen conocedor del socialismo real por dentro, incluye divertidas citas y anécdotas del aparato comunista clásico para que esta re-lectura de Lenin explique también el fracaso de las sociedades socialistas de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.
Actualización 1/6/07: Zizek es esloveno y no eslovaco.

Etiquetas Technorati:

lunes, 26 de junio de 2006

Fundación Copyleft

En octubre nace la Fundación Copyleft, una interesante iniciativa para los que creen que el intercambio de cultura es bueno, para los que creen que compartir no es sinónimo de piratería... En fin: per tutti.
Y el logo, por supuesto, se incorpora a la columna derecha de este diseño.

Fundación Copyleft

Etiquetas Technorati:

viernes, 23 de junio de 2006

Una pequeña mejora

el sistema de trackback y comentarios ha sido añadido a este blog. Más tinglados apasionantes.

Esclavos de Google


Recuerdo cuando hace unos 10 años, el Sevi me regaló Microsiervos de Douglas Coupland, sólo porque el fondo de la cubierta eran espigas de Lego. Entonces no habían nacido mis hijas y me sentí parte del retrato que Coupland hacía de mi generación, la de la primera explosión tecnológica con la llegada al mercado masivo de los ordenadores personales. De los que tuvimos spectrum, amstrad o atari, de los que vimos en el cine los estrenos de las sagas galácticas y en la tele Espacio 1999.
Hoy, Coupland retrata a la siguiente generación, la de la segunda explosión: los siervos de internet en jPod, una novela que acabo ahora gracias a la cortesía de El Aleph Editores. Coupland, al que había perdido la pista después de un libro de relatos cortos que no recuerdo, vuelve a los sótanos informáticos para montar como un tablón de anuncios lleno de fotos polaroids, entradas de cine, listados de lavandería, tarjetas de visita y las mil y una porquerías que se amontonan en los corchos.
Claro, no es difícil encontrar algo con lo que identificarse y prestarse a alguno de los juegos que Coupland propone, buscar entre los números primos, la o que sustituye al 0. Para mi que soy un poco geek, aunque más que cuarentón, alguna de las manías retratadas reflejan alguno de mis rasgos. Me ha gustado, aunque ya no soy lector de novelas, pero reconozco que la impresión que me causó Microsiervos era más intensa, más brillante. Pero no es culpa de Coupland o del libro; todos hemos envejecido y lo hemos hecho desde el pesimismo: Coupland para escribirlo, yo para leerlo.
Al terminar me dejó un poco dolido, porque es un retrato fiel, no de mí, pero si de lo que viene detrás, de esa gente que ni siquiera había nacido cuando empieza mi currículo académico. Joder.

Actualización 11/7/17
Los responsables de la página oficial de Douglas Coupland como artista visual han contactado conmigo para que incluya un enlace a su sitio, que incluye sus trabajos, artículos inéditos y otras curiosidades. Hecho queda.


Etiquetas:

martes, 20 de junio de 2006

Yo, robot

Artificial Networked Technician Optimized for Nocturnal Infiltration and Observation

¿A que mola? Cómo me gustan estas tonterías. En esta web desglosan tu nombre y te convierten en el robot de tu elección. A que me pega la descripción. Qué queréis, soy como un niño.

Etiquetas:

jueves, 15 de junio de 2006

Iñaki Urdangarín, colocado

El marido de la infanta Cristina va a estar en el consejo de una filial de Telefónica. Y para la mayor parte de la prensa, el hecho no tiene nada de significativo, como si la trayectoria del personaje en anteriores compañías no hubiese debido alertarnos. El silencio de los periódicos es siempre espeso, pero en el caso de las noticias relacionadas con la Familia Real, no es que sea espeso, es que es un puro grumo.
Mientras, todo el mundo distribuye por el correo electrónico las imágenes de las bragas de Leticia. Y, que yo sepa, sólo Teleindiscreta las publicó en papel.
Posdata: Los Príncipes entregan premios en la Asociación de la Prensa. En la calle, protestan los afectados por las intervenciones en Forum y Afinsa. Sólo un estudiante cubrió, de verdad, lo sucedido. Aquí lo cuentan.

Etiquetas Technorati:

jueves, 8 de junio de 2006

La chaqueta rota

Siempre que tenemos la chaqueta rota
Venís corriendo y decís: esto no puede seguir así
¡Hay que remediarlo por todos los medios!
Y corréis llenos de celo a los patrones
Mientras nosotros, helados, esperamos.
Y luego volvéis, triunfantes
Y nos mostráis lo que habéis logrado:
un pequeño parche.
Muy bien, ahí esta el parche
¿Pero dónde se ha quedado la chaqueta?
Bertolt Brecht, Teatro Completo 5

Etiquetas Technorati: