miércoles, 24 de enero de 2007

Javier Marías no está solo

Tengo debilidad por Javier Marías, aunque jamás he leído ninguna de sus novelas, ni creo que lo haga. Pero le debo algunas cosas a través de sus artículos semanales, primero en la que fue mi casa y, ahora en El País. Marías me descubrió a Thomas Bernhard, por ejemplo. Habitante del centro de Madrid, como yo lo fui varios años, no ha dejado nunca de quejarse, y con razón, de la tortura periódica, ruidosa e infame que los católicos nos hacen sufrir con sus estatuarias manifestaciones anuales, a las que ellos llaman procesiones. El ruido, la degradación de Madrid, la estulticia de sus próceres, la mala educación de muchos de sus habitantes, son habitualmente objeto de sus artículos y rara vez no coincidimos en el análisis.
Pues bien, ahora resulta que la Asociación de Víctimas del Terrorismo, AVT, le va a poner una querella por un artículo publicado el domingo pasado. Un texto en el que diferenciaba claramente entre energúmenos, víctimas del terrorismo y la actitud de su actual presidente, Felipe Alcaraz, un individuo que parece más preocupado por derrocar al Gobierno, que por proteger a sus asociados, como puede comprobarse con esta recopilación de “perlas” de la AVT.
Bueno, pues que me apunten también. Suscribo todas y cada una de las palabras de Javier Marías en su artículo. Asi que, señores de la AVT, ya lo saben: pueden querellarse también contra mi, que Javier Marías no está solo.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario