viernes, 28 de septiembre de 2007

Hasta que la muerte nos separe, osita

Hace poco he vuelto a enamorarme de ti y de nuevo siento en mi interior un vacío que sólo llena tu cuerpo abrazado al mío. Mi obra sólo lleva un nombre, cuando ha sido fruto de un largo diálogo.

André Gorz, filósofo francés muerto junto al amor de su vida hace unos días.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario