jueves, 24 de abril de 2008

Enciclopedia Británica en internet

Como solía comentar Borges, un libro ideal para llevarse a una isla desierta es la Enciclopedia Británica. Con el advenimiento de la Red -y empleo a propósito ese término, porque internet es la divinidad de la información-, las enciclopedias publicadas han dejado de tener sentido como compendios de información. No sólo y sobre todo por la Wikipedia, sino por la capacidad real de encontrar cualquier información y casi actualizada al minuto.
Pero la Británica, como sus primas francesa -Larousse- y española -Espasa- pueden encontrar su lugar en el nicho del "libro objeto". Y ahí son insuperables. De hecho, de tener una biblioteca en condiciones y no un depósito de papel impreso como tengo -tenemos la osa y yo-, la Británica sería una de mis más preciadas adquisiciones.
Pero, como explican Marilink o Techcrunch por cada página vista en internet de la enciclopedia, se ven 184 de la Wikipedia. Asi que ahora, con varios años de retraso, han decidido abrir sus puertas a escritores y blogueros para que éstos enlacen sus contenidos y ganar visibilidad. Siguen manteniendo la suscripción de pago, pero entreabren las puertas.
He intentado que aprobaran este modesto blog, pero no ha podido ser: mi petición no ha sido aceptada. Asi que seguiré referenciando la Wikipedia cuando tenga que aclarar algo. Ellos se lo pierden.
Por cierto, a Orihuela si le han dejado, pero a Dans tampoco le aprueban la solicitud.

Actualización 8:00
Me adelanté. La Britannica acaba de darme acceso. Un ejemplo de lo que podéis ver por la cara:
Jorge Luis Borges
Pero seré bueno y también enlazaré con la Wikipedia.
Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario