miércoles, 7 de enero de 2009

God & Gun, de Rafael Sánchez Ferlosio

Al acabar un año y empezar otro he terminado de leer esta pequeña maravilla de Ferlosio, el único de los autores que frecuento que jamás me ha defraudado. No va a ser fácil reseñarlo con cierta brevedad, y me temo que voy a estar un tiempo dando la matraca con él, pero así son las cosas: no dejará de ser un reflejo de lo que he disfrutado y también de lo que he trabajado con este texto.
La idea central de God & Gun es una vieja obsesión del autor y también una de las más fecundas para los que gustamos de la historia, la sociología y el lenguaje: qué es el destino y qué relación tiene con la historia, qué papel juegan la religión y la literatura en la narración de los acontecimientos y cómo explica la filosofía el transcurso de los acontecimientos.
No es un libro de pecios o frases ingeniosas, aunque sí de ideas deslumbrantes. Como en otras ocasiones, Ferlosio te mete en un salón bastante grande y lleno de balcones con las persianas echadas y poca luz; te coge de la mano y con su ayuda levantas las persianas para iluminar los rincones del salón que te interesan. Y el resultado, la calidad de la visión es siempre mayor que si encendieras una luz para intentar verlo todo. En God & Gun se retoman varios textos de los últimos años, publicados o inéditos, pero que forman un cuerpo homogéneo.
El libro se abre con una cuestión de identidad referida al Quijote y a la forma en que éste narra desde dentro de la ficción, cómo desde fuera van a contar su propia historia, que se escribe a medida que se produce:
[...]representarse el "hoy" de lo que en primera persona puede uno decir de "sí" como el "ayer" de lo que en tercera persona podrá decir de "él" un narrador futuro es transfigurar la propia persona en "personaje" y, por ende, adoptar, de la forma que fuere "condición histórica";
A partir de aquí, Ferlosio comienza a explicar la condición y diferencia de la historia de los hechos y de los hechos de la historia.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario