miércoles, 21 de enero de 2009

La Casa del Libro cierra la sección de cómic

El lunes estuve en la Casa del Libro de Gran Vía, una de mis librerías de cabecera. No tanto por su calidad -Fuentetaja, Machado o La Central tienen mejores fondos- ni por que se pueda tomar algo -como en La buena vida, extraordinario descubrimiento en la calle Vargas-, aunque sí por sus libreros -no como en El Corte Inglés- y por la cuenta que hace más de 20 años me abrió mi padre para que comprase libros con comodidad. En la contigua calle de la Salud se encuentra una especie de sucursal que alberga la sección de cómics y las ofertas. Pues bien, unos carteles informan de que a partir del 1 de febrero, se cierra este espacio que pasa a la tienda principal, perdiendo por el camino una sección de cómic que por fin empezaba a tener entidad propia. La razón, sólo financiera: obtener dinero por un local de mucha superficie a pocos metros de la Gran Vía. En principio al menos, el empleo no se verá resentido y los libreros de chaleco verde seguirán atendiendo a los clientes.
Así que, en homenaje a este espacio que se pierde, este es el último libro que compré allí, el último título de momento de la serie Liberty Meadows de Frank Cho. Excepcional dibujante y escritor original, Cho es uno de los autores más imaginativos del cómic mainstream de Estados Unidos y un especialista en uno de los géneros más difíciles: la tira diaria. Liberty Meadows es la historia de un refugio de animales con problemas de conducta, que dirige un veterinario apocado con la ayuda de un par de pin-ups y un ayudante gorilesco.
Las historias de Liberty Meadows, repletas de referencias al cine y al cómic de superhéroes, son tan sencillas como efectivas, basadas en las locuras de un cerdo borracho, fumador y mujeriego, un oso de circo inventor, un sapo simplón, un perro salchicha glotón, una vaca paranoica y un pato muy educado viven entre los humanos que los cuidan. Para reir con los guiones y disfrutar de un dibujo de maestro.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario