martes, 27 de octubre de 2009

Cosa de risa, de William Saroyan

Escrita originalmente en 1951, qué mal ha envejecido esta novela de William Saroyan, un excelente narrador, con un sentido del ritmo para los diálogos envidiable. Si técnicamente la novela es excelente -vaya aquí, claro está, el reconocimiento a Stella Mastrangelo, su traductora-, me temo que la historia en sí se ha quedado antigua y sin que el tiempo transcurrido desde su publicación la haya convertido en clásica.
Saroyan desarrolla una tragedia en clave costumbrista con un matrimonio en dificultades que tiene dos hijos, un niño y una niña. Su llegada a un pueblo de California para pasar las vacaciones no consigue acabar con los problemas de la pareja, antes bien desencadena un conflicto de consecuencias fatales.
Novela muy dialogada, punteada de amorosas descripciones del paisaje de viñas y juegos infantiles, su conflicto resulta a estas alturas casi incomprensible y los personajes se dejan arrastrar por un destino que llega a ser confuso en algunos pasajes. Pero hay también una extraña y amarga poesía en otros:
Escucharon la respiración del chico y la niña dormidos, y oyeron el pasado exhalar un suspiro de arrepentimiento. Y oyeron el presente exhalar adiós.
lo que justifica de sobra su lectura, sobre todo para aprender a dar vida a los diálogos.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario