lunes, 4 de octubre de 2004

Preferencias

Cada vez me gusta más la lectura cuidadosa. Estos días atrás El Mundo se acercaba a la legendaria capacidad manipuladora de ABC. Primero con el titular «El PSOE pone en libertad», como si fuera posible que alguien ajeno a la Justicia pudiese poner en libertad a los presos. Después, de la coincidencia entre congreso PP y detención ETA: «Aunque haya quien dude» ¿quién? ah, usted mismo a quien acabo de insinuárselo. Y la mejor: «la melancolía lleva a pensar que el 14-M fue sólo el fruto de las malas artes del PSOE». Mas bien los melan-cólicos, biliosos y mendaces. Como El Otro: "Yo no oculté crímenes en cal viva". Es una mala persona, sencillamente. Lo que, entre dientes, mirando con desconfianza por encima del hombro, se llama: un mal bicho. Cela los retrata bien en Mazurca para dos muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario