viernes, 17 de diciembre de 2004

Vergüenza

¿Qué es lo más llamativo de la conmovedora (como diría un periodista) intervención de Pilar Manjón? (Así, tal cual, sin explicar, porque es un nombre a recordar por encima del de otros.) Ni uno sólo de los grandes periódicos mencionó en primera las acusaciones de venderse a la audiencia que hizo esta mujer ayer a esos mismos medios. Y en El Mundo no hubo una sola referencia a esa acusación. Ni una sola. Y hoy tampoco. Ningún columnista, nadie. Mis periódicos, porque son los de mi empresa aunque no me gusten al cien por cien (sobre todo, uno), le dan hasta sumarios, como hacen los demás, como ha hecho Gabilondo quien reprodujo ese momento de la intervención de Pilar. Como también Carlos Herrera. Qué vergüenza tener que compartir el título de periodista con esa gente. Qué vergüenza tener que trabajar con esa gente porque no puedes elegir el medio en el que quieres trabajar. Qué vergüenza que haya quien se sienta satisfecho de trabajar en semejante compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario