viernes, 25 de agosto de 2006

El rey, en Rusia

La sorpresa de ver a don Juan Carlos con Vladimir Putin ya empieza a ser general. Como, más allá de los baños y cuatro tonterías, el secreto más absoluto preside las actividades de la familia real, a mi no me extraña nada.
Sólo un apunte, qué vergüenza que nos tengamos que enterar por los rusos (¡los rusos!) de un viaje del Jefe del Estado. Qué vergüenza.
La noticia, en Pravda.
Hablan de ello Iñigo y Juan.
Etiquetas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario