jueves, 18 de octubre de 2007

El síndrome de Francfort

La Feria del Libro de Francfort es para los amantes de los libros una extraña mezcla entre Rodilla, Carrefour y la tienda del gourmet del corte inglés. Profundamente mercantil, exquisitamente bibliófila, imprescindible, inabarcable, exagerada, hostil y cálida; hasta mágica en algunos momentos: a la vista de alguno de los grandes de la edición, cuando conceden el Nobel de Literatura… De todo eso, trata Sergio Vila-Sanjuán en este librito oportuno, publicado pocas semanas antes de la celebración de la edición de este año, y que recoge sus experiencias como enviado especial del diario La Vanguardia desde 1994 a la feria.
Libro ameno, hasta simpático, en su tono de crónica periodística sin pretensiones, que explica qué es, de dónde viene y cuáles son las razones por las que año tras año, la capital del Meno acoge esta cita anual.
Anécdotas, chismorreos, algunas cifras y una excelente síntesis de las circunstancias en las que se ha desarrollado la gestación de la presencia de Cataluña como país invitado en la feria de este año son algunas de sus virtudes. Superficial, escaso de análisis y un poco plano de estilo son sus defectos, aunque éstos no desmerecen el conjunto en absoluto.
No es lo mismo que asistir en persona a la feria, claro, pero es un buen recurso para saber de qué va la Buchmesse, y dada la escasa bibliografía en español sobre el mundo editorial en general, es una referencia obligada.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario