miércoles, 31 de mayo de 2006

El juego de la oca

Mira que habré jugado veces al juego de la oca y siempre me ha llamado la atención la disposición de las casillas, los diseños diferentes pero siempre guardando una relación. Es un juego sencillo y familiar. ¿Quién no tiene una en casa? Es un clásico. Bueno, pues gracias a la Fundación Joaquín Díaz, en Urueña (Valladolid) y al extraordinario catálogo que han editado con motivo de su exposición Juego de la Oca, he descubierto docenas de datos muy interesantes sobre el juego.
Y el primero, que llevo demasiado tiempo jugando con reglas equivocadas y que con las buenas, el juego gana en intensidad, diversión y, sobre todo, misterio... Porque el jueguecito se las trae. El catálogo Juego de la Oca, Edición Fundación Joaquín Díaz (2005) ha sido una lectura apasionante y breve, bien es verdad que la mitad del libro está ocupada por las imágenes de los tableros de la oca expuestos.
De la exposición hablaremos otro día porque tengo planeada una excursión a Urueña. El libro está dividido en seis partes, cinco textos y el catálogo propiamente dicho de la exposición. Los textos que incluye son:
El juego del Laberinto y un tótem ánade, de Ángel Gómez-Morán Santafé
Los libros del juego de las Suertes, de Rosa Navarro Durán
De oca en oca: un viaje por el azar, de Modesto Martín Cebrián
Cuatro tableros de contenidos religiosos, de Luis Resines
Treinta y seis (múltiplo de nueve) asientos sobre el juego de la oca, de Felipe Hernández Cava
El primero es un viaje alucinante a través de la etimología de la palabra oca que va desde los primeros griegos hasta el Renacimiento, con paradas en los celtas, tartessos, iberos, jónicos, la guerra de Troya, la Odisea, Egipto, Persia, el minotauro, Cnossos los laberintos, la geografía y astronomía del mundo antiguo y una interpretación de la mitología griega muy sugerente y documentada. Soy poco amigo de las teorías disparatadas sobre atlántidas, códigos secretos y templarios de diverso pelaje, pero este Gómez-Morán ha conseguido interesarme en su excelente investigación sobre el posible y plausible origen del juego de la oca.
Los libros del juego... se centra en varios textos de origen desconocido, prohibidos por la inquisición que recogen un juego similar al de la oca pero de carácter adivinatorio. De oca en oca... abunda sobre el origen, aunque con menos documentación y plantea una hipótesis más conservadora, mientras los Cuatro tableros... analiza otros tantos juegos de la oca de carácter cristiano y moralizante destinados al entretenimiento de las monjas en los conventos.
Treinta y seis... es una divertida colección de breves explicativos que recogen diferentes aspectos de los textos anteriores, sugerencias sobre el juego y reflexiones sobre lo que la exposición puede reflejar. El catálogo de las piezas expuestas es una maravilla, con joyas como una oca sobre la toma de Madrid por las tropas de Franco, o una oca con Tintín, Milú, Haddock y el mundo de Hergé como protagonistas de las casillas.
El isbn del libro es 84-932110-8-7 y cuesta 30 euros.

Etiquetas Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario