martes, 28 de noviembre de 2006

A propósito del capitalismo

El otro día comentaba yo acerca de la perplejidad de la izquierda en materia económica por el cambio de paradigma de una economía industrial a una de servicios. El sábado, Rafael Argullol, traía a colación un fenómeno complementario y singular: la desaparición del capitalismo por camuflaje y ocultación de su nombre.
"Antes, hasta no hace mucho, se le nombraba, y no eran pocos, en los medios de comunicación, en las universidades y, por supuesto, en los paisajes ideológicos de la política, los que hablaban de sistema capitalista, beneficios capitalistas o explotación capitalista. Ahora no, ahora no se le nombra. Sus apariciones en la prensa o en las aulas son escasas y en las últimas confrontaciones electorales los candidatos de la izquierda, y ni siquiera los pocos comunistas que quedan, no se atreven a nombrar al Innombrable. [...] Si no lo queréis llamar explotación capitalista porque os tildarán de locos y trasnochados, llamadlo codicia."


Por cierto, si queréis contribuir al sostenimiento económico de Esperanza Aguirre, dirigios a 1 euro para Espe, y colaborad allí. Si no lo queréis llamar error de biógrafo, llamadlo simplemente estupidez.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario