martes, 8 de mayo de 2007

Qué pasa con la iglesia de Vallecas

Preocupado por la grey como es mi costumbre, he dado con estas hermosas (y cristianas) instrucciones redactadas por el IV Concilio de Letrán (1215), que pueden aprovechar en su defensa los sacerdotes de la parroquia vallecana amenazada por el cierre episcopal por su particular liturgia:
“Puesto que, en numerosas regiones, en el interior de una misma ciudad y de una misma diócesis están mezclados pueblos de lenguas diferentes que tienen la misma fe, pero hábitos y ritos diversos, recomendamos sobre todo que los obispos de esas diócesis y ciudades escojan hombres capaces que celebren, para esas gentes, los oficios divinos y administren los sacramentos según la diversidad de los ritos y las lenguas, instruyéndoles con la palabra y el ejemplo.”
Lástima que luego el Concilio de Trento mandó apagar.

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario