martes, 23 de marzo de 2010

La pobreza no debería ser una sentencia de muerte


Pensé que habían desaparecido, pero no. El Ejército de Salvación sigue vivito y coleando. ¡Honor a sus miembros! Nunca he dejado de apreciar sus pequeñas bandas callejeras desde que las descubrí en una esquina de Tottenham Court Road, hace más de treinta años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario