miércoles, 8 de abril de 2009

Ángeles González Sinde, ministra

No ha sido buena idea la de nombrar a Ángeles González Sinde, guionista de Mentiras y gordas -esa joya-, para el cargo de ministra de Cultura. Parecía difícil superar a Molinapírate, pero la capacidad de sorprender del presidente es infinita. Mientras Molina -especialmente antipático- era un gestor con experiencia, la hija de González Sinde sólo ha gestionado poco más que una gala de los Goya.
El problema no es tanto su ignorancia respecto a lo que es internet, sino más bien a lo que es la cultura en general. Identificar un ministerio -por otra parte bien inútil- con el cine no es una buena idea, pues deja fuera cualquier otra manifestación artística.




Más argumentos y buenos comentarios en
Asociación de internautas
Antonio Delgado
Sonia Blanco
Eduardo Arcos
Casiopea
Enrique Dans

Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario